Noticias

VATICANO - Cardenal Tagle: El bautismo es el inicio de un camino de fe.

Roma – “El bautismo es el inicio de un camino de fe”. Los padres, que crían a sus hijos dándoles una educación, un alimento, una formación, también están llamados a cultivar el don de la fe “y hacerlos partícipes de la oración y de la vida de la comunidad cristiana”, así lo ha dicho el cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, en una misa celebrada ayer, 12 de abril, en la basílica de Santa María la Mayor, en Roma, en la que bautizó a dos niños filipinos, un chico y una chica.
El Prefecto de Propaganda Fide recordó a los padres el profundo significado del sacramento del Bautismo, “a veces se reduce a una costumbre” o incluso se considera secundario en comparación con la celebración con familiares y amigos, donde se puede perder de vista el profundo significado espiritual del Bautismo. El cardenal Tagle también quiso dirigirse a los padrinos de los bautizados: “Más que regalar dinero a los ahijados –les dijo - se llega a ser un buen padrino y madrina con el don de ayudar a los padres a que sus hijos crezcan en la fe”.
A la celebración, organizada por la Capellanía Filipina en Roma, sólo pudo asistir un número limitado de personas en el interior de la Basílica debido a los protocolos sanitarios anti-covid. Para llegar a muchos otros fieles, la misa se retransmitió por Facebook y se organizó una emisión en directo en una pantalla gigante en la Basílica de Santa Pudenziana, la iglesia nacional de los filipinos en Roma. Más de 150.000 filipinos viven en Italia, la mayoría de ellos son trabajadores inmigrantes, presentes sobre todo en las ciudades de Roma y Milán.
La misa celebrada por el Cardenal Tagle forma parte de las celebraciones organizadas por la Capellanía Filipina en Roma para conmemorar los 500 años de cristianismo en Filipinas (1521-2021).
El “Sentro Pilipino Chaplaincy” (Capellanía del Centro Filipino) es una realidad que ofrece asistencia social y pastoral a los emigrantes filipinos y sus familias. Es un punto de referencia para las 63 comunidades católicas filipinas de la diócesis de Roma (con unos 47 mil miembros) y tiene su sede en la basílica de Santa Pudenziana, en el barrio de Monti, desde 1991. Entre los objetivos del Centro están: la formación espiritual; la participación en las actividades de las parroquias locales; el fortalecimiento de los valores y el patrimonio cultural filipinos; la promoción de actividades deportivas y socioculturales. La Capellanía funciona a través de cinco comisiones diferentes, cada una de las cuales se ocupa de una tarea específica: Worship; Education; Socio-Cultural Action; Health and Sports; Temporalities and Finance; Youth and Family.
(PA) (Agencia Fides 13/4/2021)

La Obra Maxima Revista Carmelitana y ONGD para el Desarrollo.
Pedro Egaña 7 - Apartado 20 - 20080 San Sebastián
Teléfono. +34 943 459 575 - revista@laobramaxima.es
Política de protección de datos - Política de cookies